Subordinación y Confianza en la Dirección Revolucionaria de las FARC-EP


comunicado

A Propósito del Comunicado de Timo /// Camarada Timo, hemos leído con atención, el corazón apretado y un nudo en la garganta su comunicado de hoy 5 de diciembre de 2016, y en el término de la distancia decidimos expresar a usted -nuestro comandante en jefe- y al conjunto de nuestro Estado Mayor Central y su Secretariado, que cuentan con nosotros y nosotras, las y los prisioneros de guerra de las FARC-EP, de manera irrestricta para afrontar las vicisitudes de la lucha revolucionaria, así como para asumir los retos y las tareas que exijan los avatares del momento histórico según nos lo orienten ustedes desde su claridad política y lealtad ideológica con la causa del pueblo colombiano.

Cuentan como siempre con nuestra confianza en la Dirección revolucionaria y con nuestra subordinación a las ordenes que ella emane, tanto en tiempos de paz como en tiempos de guerra. Nuestra vocación y nuestra meta han sido siempre las de lograr las transformaciones profundas que el país requiere por las vías menos dolorosas, pero no hemos sido ni seremos inferiores a los retos de la confrontación armada, maxime cuando las clases en el poder nos han obligado a ello.

El proceso de Diálogo de La Habana/Cuba, ha contenido los momentos cruciales de la lucha por los cuáles ustedes han guiado al conjunto de las FARC-EP hacia el logro de las conquistas políticas que más cerca han puesto a las clases populares de arrebatarle a la oligarquía su principal instrumento de dominación, es decir, terminar la guerra y proscribir la violencia política como formas fundamentales del ejercicio del poder.

La esperanza de la paz es el mayor anhelo del pueblo colombiano, y no sobra decir, que para las y los prisioneros políticos, también ha sido la mayor esperanza de la recuperación de nuestra libertad, pero en aras de estos anhelos o la esperanza de la paz y la libertad, no pueden ser por si mismos motivo para renunciar a la causa justa del pueblo ni puede ser pretexto para el sometimiento a condiciones opresivas que hagan perder la esencia y los fines de la lucha revolucionaria.

Por esa razón, nosotros y nosotras desde las cárceles del régimen a lo largo y ancho del territorio nacional, no defraudaremos a las FARC-EP ni a nuestro pueblo. Si se conquista la paz estaremos activos en las tareas de la constitución de la Nueva Colombia, pero si los guerreristas se empeñan en imponer el retorno a la confrontación militar, y la mezquindad del presidente se los permite, volveremos a la línea de combate junto a ustedes en el campo de batalla, e incluso, estamos dispuestos a continuar la resistencia desde las trincheras en prisión.

No teman ustedes en tomar las decisiones que la lucha de clases exije.

Colectivo de Prisioneros Políticos de las FARC-EP

Columna Domingo Biohó

La Picota pabellón 4°

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply