¿Gobierno de Transición?


y

Muchos sectores de la sociedad, entre ellos partidos políticos, movimientos sociales, medios de comunicación, entre otros, se preguntaron que significaba el planteamiento político hecho por el Camarada Timoleón Jiménez al referirse públicamente en la necesidad de conformar un gobierno de transición para el 2018.

Pues bueno, explicaremos elementos de dicho planteamiento. Primero que todo es de anotar que este no es un concepto político nuevo de las Farc-EP. En anteriores procesos de dialogo lo habíamos mencionado, dada la complejidad que tiene conectar y materializar un acuerdo de paz en un país como el nuestro, donde predominan los intereses de la clase dominante ligadas a la corrupción y la violencia. Los antecedentes históricos de Colombia en este tema tienen mucho que mostrar. La búsqueda de una salida política y dialogada a este doloroso conflicto armado no ha sido fácil, siempre han habido sectores políticos en contra de la paz y a favor de la guerra, o sino miren las trabas que tuvo el actual proceso de paz, los bien llamados enemigos de la paz como Uribe y Ordoñez, entre los personajes mas representativos, van a estar siempre atentos a las coyunturas para sabotear y deslegitimar la materialización del acuerdo.

Ahora que nos encontramos prestos a que el congreso arranque tan esperada implementación, vía fast track, la oposición uribista continúa enfilando baterías a la candidatura presidencial de 2018. Saben perfectamente que logrando el poder tendrán el sartén por el mango para buscar sus objetivos sobre estas consecuencias, esta argumentado la propuesta de un gobierno de transición. Si la necesidad de alcanzar un acuerdo de paz llevo a la correlación de fuerzas políticas en las elecciones presidenciales de 2014 y con ella la conformación de la unidad nacional, logrado ya un acuerdo de paz, es un imperativo seguir trabajando en esa dirección si realmente estamos comprometidos en la construcción de esa paz. Todos tenemos claro que este no es el fin sino el comienzo de una ardua tarea que exige compromiso y decisión, independientemente de nuestras diferencias ideológicas se avecina una nueva etapa que no cuenta con mucho tiempo para seguir consolidando con el compromiso del actual gobierno. Es importante mirar hacia el futuro, y en ese orden de ideas es necesario que todas las fuerzas políticas, sociales y demás constructores de paz, incluido el nuevo movimiento político que surja del transito de las Farc-EP a la actividad política legal, converjamos en una sola dirección, es decir, con un candidato único a la presidencia que represente dicha convergencia bajo la premisa de consolidar definitivamente en la vida práctica la implementación de los acuerdos y con ellos la verdadera paz y bienestar de los colombianos.

Colectivo de Prisioneros Políticos

“Manuel Cepeda Vargas”

EPMSC Yopal

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply