Hostigamiento contra prisionero politico en la cárcel de Acacias-Meta


acacias-meta

DENUNCIA PÚBLICA

La Corporación Solidaridad Jurídica comparte con la comunidad nacional e internacional y respalda la justa DENUNCIA PÚBLICA emitida por el prisionero político  Carlos Cecilio Parra (recluido en la cárcel de máxima seguridad de Acacias, Meta), quien ha venido sufriendo permanentemente los vejámenes de la guardia y la policía judicial.

HECHOS:

El día 17 de octubre, cuando me disponía a almorzar encuentro dentro del plato de comida, escondida entre los alimentos, una cuchilla de afeitar. Esta situación se repitió el día 19 de octubre; en mi plato de comida volvió a aparecer una hoja de afeitar.

Por obvias razones biológicas dicho elemento atenta contra mi integridad física, personal y la vida misma, y por lo tanto estaba en la obligación de poner en conocimiento y denunciar dicha situación.

El día 21 de octubre  de 2013 llegaron al cubículo del patio dos funcionarios de la policía judicial en horas de la mañana (entre 9: 00 am y 10:00 am) para conocer mi denuncia.

Me tomaron los datos de rigor y cuando se indago por el delito por el que me encuentro prisionero, el señor P.J. guardián del INPEC me vio en la muñeca una manilla del Che Guevara; manilla que me ha acompañado durante los largos seis años de permanencia en este lugar. Un elemento artesanal  que en nada lesiona la seguridad del penal y el cual no está estipulado como elemento no permitido en el reglamento interno, pues es algo que esta dentro de la libre expresión y libre desarrollo de mi personalidad, además de ser un icono mundial.

El señor guardia o P.J. me censuro y me ordenó ingresar al pabellón para que me quitara la manilla, en un acto hostil y arbitrario. Yo le manifesté que si era para quitarme la manilla entonces que se diera por terminada la diligencia y que me acogía al derecho de guardar silencio.

Inmediatamente el guardia con tono agresivo y de manera hostil saco una cámara de video para filmarme, con el argumento que debía filmar la manilla. Acto seguido un guardia femenino me recrimino en tono altivo y hostil y me dijo que si no conocía el reglamento, que ella no vivía de miedo, y procedió a agredirme  físicamente colocándome una palmada en el pecho para colocarme  contra la pared y para que el otro guardián me filmara. Yo le reclamé y le dije que no me ultrajara, que ella estaba equivocada en su procedimiento, y en tono altivo me dijo que si la estaba amenazando.

Lo desconcertante es que después del atropello quisieron retomar la versión pero yo les ratifique que me acogía a guardar silencio.

De la denuncia instaurada ante el director, no se me entregó el recibido, y a cambio de resolverme  la denuncia, lo que me espera son la retaliaciones por parte de los funcionarios por no haberme sometido a dichas arbitrariedades. No es ajeno que en adelante  comiencen a aparecer informes negativos en mi hoja de vida, lo que conlleva a la negación  de beneficios y  traslados arbitrarios con el fin de alejarme de mi familia.

PETICIONES:

-Se asuma la responsabilidad por carácter  de acción y omisión  de sus funciones en abuso de autoridad contemplado en las faltas graves de la ley 69 de 1993 por parte de los funcionarios P.J. Igualmente la responsabilidad de la guardia de sexo femenino quien me agredió  físicamente y me sugestiono  de manera intimidatoria.

Ambos guardianes fueron quienes atendieron la diligencia el día 21 de octubre de 2013 entre las 9 y 10 de la mañana.

-Solicito la protección de mi integridad física y personal por parte de los organismos internacionales y organizaciones defensoras de derechos humanos en Colombia.

-Se me respeten mis derechos integrales:

Derecho al libre desarrollo de mi personalidad articulo 16 de la C.N.

Derecho a la unidad familiar Artículos 42 y 44 de la carta magna.

El respeto por la libertad de expresión artículos 37,40,47,107 y 112.

Derecho por la dignidad humana articulo 1 de la C.N.

Derecho a la salud en conexidad con la vida articulo 49 y 11.

La comunicación con el exterior.

-Que en relación a las denuncias interpuestas no se tomen medida represivas y de castigo por parte de las directivas del INPEC o por parte de los funcionarios implicados del EPMSC de Acacias, Meta y el cuerpo de custodia y vigilancia.

-Que no se instauren castigos físico ni sicológicos como el traslado a cárceles y patios de castigo.

 

Att: Carlos Cecilio Parra Gonzales

C.C. 7,817,995 de Puerto Lleras, Meta

Pabellón # 5, cárcel de máxima seguridad de Acacias, Meta.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply